Sunday, June 9, 2013

Gas, Gas, Gas

Según informa la agencia Reuters en Turquía se ha lanzado en 6 días el doble de gas  del que se lanzó en 14 países europeos durante todo el año 2012.

Hoy es día festivo para los musulmanes en Turquía, desconozco si lo es también para el resto de musulmanes de otros países. En el parque los ocupantes han decidido no consumir alcohol por solidaridad con los musulmantes creyentes. Un comunicado de la policía llega a los grupos concentrados en las barricadas donde aseguran que hoy no tienen intención de atacar:

"Pero cualquier cosa es posible" comenta Batu (25 años), "Así que nuestra obligación es estar aqui toda la noche". La tregua viene bien a los dos bandos depués de tantos días de enfrentamientos.

"En realidad nuestra posición es mucho más cómoda"- comenta Berk (25 años)- "Nosotros somos muchos más, algunas noches hemos llegado a estar concentrados en esta zona más de 10.000 personas asi que hay relevos en las primeras líneas de las barricadas, pero hay policías que llevan 4 días sin dormir o durmiendo en los autobuses".

"No los culpo"- dice Roy- "Ellos hacen su trabajo aunque se están pasando un poco...una cosa es lanzar gas y otra es como lo lanzan. Tiran a matar! Después de tres o cuatro días el gas ya no nos afecta pero como te den con una cápsula en la cabeza, te la abren"

Roy, trabaja en el aeropuerto como controlador de cargas de aviones. Berk és programador informático y Batu, estudiante de arquitectura. Los tres son amigos del Instituto pero ahora les une una causa mucho mayor de la que dicen sentirse orgullosos.

"Éstamos en un momento en que podemos cambiar la historia, asi que nuestra obligación és estar aquí"-  Afirma Berk- "Arriba en el parque la gente está cantando y bailando; esa es su manera de protestar y de Resitencia, al igual que las mujeres reparten rosquillas entre los manifestantes de la plaza de Taksim o los estudiantes de medicina que llegan todos los días para auxiliar a los heridos. No se puede criticar la acción de nadie puesto que todo el mundo está en su derecho de hacer lo que crea más conveniente en apoyo a la Resistencia".

"Yo prefiero que los que están arriba  en el parque no se acerquen por las barricadas"- agrega Batu- "Hay gente que no tiene la sangre fría para estar aqui.Tu crees que yo puedo estar pendiente de alguien que por su patanería se cae?. Mis sentidos deben estar ahi"- señala la única entrada por donde la polícia puede acceder para atacarles.

Las horas van pasando. Estamos sentados en el césped del parque enfrente del estadio Inönü del Besiktas mientras charlamos sobre la revuelta al tiempo que nos vamos conociendo.
De tanto en tanto llegan abasteciemientos de agua, galletas, bocadillos, tabaco:

"Llevo tabaco para quien no tenga! Y quien tenga de sobra que comparta!"-grita un jóven.

"Ves?"- señala Berk- "Me llena de orgullo ver que constantemente se acuerdan de nostros. "Quién te diría que en las barricadas podrías llegar a ganar peso?". Y todos reímos.

Aunque la situación ha sido crítica durante muchas noches y aún sabiendo que llegarán noches peores siempre hay lugar para las anécdotas y las bromas, casi todas en torno a la policía.

Han creado una serie de cánticos para la ocasión, y de tanto en tanto todos los congregados se levantan y cantan, para que la policía no duerma, bromean; les separan apenas unos 200 metros:

Lánzanos a ver, lánzanos a ver
lánzanos el gas y vamos a ver.
Quitaos la máscara, dejad la porra
Y veamos quién tiene más "cojones". 

"Hoy no van a salir!"- afirma Berk con total seguridad- No han cortado ni el tráfico.

"Yo quiero que nos echen un poquito de gas, aunue sea para que nos hagas unas fotos en acción- me dice.

Yo le digo que no estoy esperando hacer ninguna fotografía, conocer su testimonio en primera persona es suficiente.

"Ya! bueno pero si te digo la verdad creo que echo de menos el gas!"- dice con toda naturalidad Batu. Roy y Berk sonríen.

"Psicópata!"- bromea Berk.

"Yo que sé! creo que me he enganchado al gas"- insiste Batu. Y vuelven a reír ahora a carcajadas.

Entonces Roy explica que no es que estén enganchados al gas sino que echan de menos la adrenalina que les provoca el enfrentamiento con la policía; se lo ha oído decir a un médico amigo de su familía.

La noche sigue tranquila hasta al amanecer.        



                                                                  Cápsula de gas lacrimógeno.


Estás son las 8 recomendaciones que vienen escritas en las cápsulas de gas y que se supone deben ser seguidas para su buen uso (perdón por la triste paradoja):

Precaución:
1- No lanzar directamente sobre las personas.


2- Puede provocar incendios.


3- Debe ser utilizado solo por personal instruido y experto (tira a casa)




4- Solo utilizar en espacios abiertos.


5- Dispararse en un ángulo de 45 grados hacia el cielo.



6- Es muy peligroso utilizarlo dspués de su fecha de caducida.

                                                caduca 08/2012. lanzada 06/2013


7- Los afectados con gas deben alejarse de la zona y lavarse con abundate agua.




8- No usar cremas en las zonas afectadas por el gas.


5 comments:

Pat said...

Özgür, espero impaciente oir tu version de lo que ha pasado esta mañana en Taksim! Que no decaiga el Blog!

Toni Diaz said...

Jo també esperaré les notícies i les fantastiques fotos.
Anims.
P.s
He perdut les claus del candado de la moto.
Amb la teua experiència... no hi haurà cap problema en que me'l trenques. Oi????
😄😄

Özgür Gezi said...

HOla compañeros! gracias por vuestro apoyo! Esta mañana he ide a Taksim a las 7 de la mañana...corriendo...he tragado gas como nunca y ahora estoy preparando la entrada de lo que ha pasado alli y he vivido....Me es imposible competir con los medios en rapidez asi que lo haré calidad...Antes de la coche lo teneis! un abrazo a todos!!

Miguel Ángel Baku said...

Estimado Örgür, el mundo entero pendiente de vosotros, cuidaros mucho por favor.

Abrazos!!

Anonymous said...

Es muy interesante lo que estás haciendo. Creo que lo que vives en poco tiempo nadie lo podría vivir así nomás en toda una vida. Así son los acontecimientos: no pasa nada en décadas, pero de pronto algo así, como si fuera un terremoto que nadie previene. Yo creo que son las condiciones históricas y políticas que ha llevado a todo esto, no simplemente un parque.
Gracias por contarnos desde el lugar de los hechos y con total libertad.
Muchos éxitos y calurosos abrazos, Örgür.

Samuel desde Sudamérica.